Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Preguntas para tu ginecólogo antes de quedarte embarazada, por el Dr. Fernando Sánchez Martín

RSS
Preguntas para tu ginecólogo antes de quedarte embarazada, por el Dr. Fernando Sánchez Martín

DR. FERNANDO SÁNCHEZ MARTÍN

 

fsanchez@ginemed.es

www.ginemed.es

 

 

Cuándo tengo que transmitir a mi ginecólogo mi intención de tener un hijo y qué dudas le puedo o debo plantear.

 

LOS NIÑOS NO VIENEN

Cuando esa sensación aparece en el seno de una pareja, se plantea siempre una situación compleja que desde el punto de vista psicológico se tiende a evitar. Todos tendemos a intentar no ver los problemas, a evadir situaciones que supongan una contrariedad o un fracaso en nuestra vida. Cuando además esta problemática se plantea en un hecho que afecta a lo más íntimo de nuestra vida, a un planteamiento de vida, a nuestro desarrollo personal, esa tendencia a la evitación se hace más intensa.

En ese momento se plantean situaciones que afectan al desarrollo personal, social, sexual y laboral. Cambian los hábitos de descanso, de sexualidad, de trabajo, todo. A veces se pasa a una actitud de incremento y otras veces a una de evitación.

Pero al final, ese hijo tan deseado no viene y hay que tomar decisiones. Hay que consultar el médico.

¿CUÁNDO HAY QUE CONSULTAR?

En ese sentido lo único que podemos referir son datos estadísticos y asumir que cuando pasamos de un cierto punto es “coste-efectivo” iniciar una actitud activa en el proceso de la fertilidad.

Sabemos que aproximadamente entre el 85% y 90% de las parejas consiguen una gestación en el primer año de relaciones sexuales sin protección. Y que ese porcentaje se incrementa a medida que pasan los años, siendo en el segundo de entre un 90% y un 95%. Incluso, si esperamos más tiempo, se siguen consiguiendo embarazos de forma espontánea. Todos conocemos embarazos en una lista de espera para un ciclo de Fecundación in Vitro e incluso en la de un programa de Donación de óvulos.

Mi recomendación personal es que no solo debemos de tener en cuenta los datos estadísticos, sino también otra serie de situaciones de tipo personal que pueden influir en el momento de tomar la decisión: la edad, especialmente de la mujer, la frecuencia de relaciones sexuales y la presión social, familiar y personal que suponga el no tener hijos. Todo ello puede afectar a que tomemos esa decisión antes o después.

Cuando además hay situaciones especiales como una edad de la mujer elevada, y considero elevada por encima de los 38 años, o bien existe un diagnóstico previo de algunas enfermedades como la endometriosis, cirugías previas del aparato genitourinario en la mujer o en el varón, esa decisión se debe de adelantar. La exposición a tóxicos, la imposibilidad de relaciones por problemas de separación física o la existencia de problemas sexuales también debe hacer que consultemos antes.

Otra situación que se presenta cada vez con más frecuencia es la búsqueda de descendencia por parte de una mujer sin pareja masculina o con una pareja del mismo sexo. En esos casos, lógicamente, no hay nada que esperar.

Mi recomendación es que una vez que conozcamos los datos estadísticos, debemos de hacer una reflexión y consultar con el especialista en reproducción si consideramos que ha llegado nuestro momento. Hacerlo antes va a llevar a las parejas a situaciones de duda y de falta de colaboración al tener que hacer tratamientos de los que no están convencidos, puesto que quizá piensen que están haciendo algo que no necesitan. Por el contrario, si demoran la consulta por “miedos” sociales, religiosos, familiares o económicos puede llevar a una pérdida de fecundidad que invariablemente está asociada a la edad.

 

PLAZOS EN UNA RECETA DE ANDAR POR CASA

Dicho todo lo anterior, una recomendación fría que se puede tener en cuenta para esa toma de decisión sería.

Consultar con el especialista en reproducción en los siguientes casos:

-      1 año de relaciones sin protección (no hace falta que sea de búsqueda activa).

-      Medio año si la edad de la mujer es de 38 años o mayor, o si hay diagnósticos previos de algún tipo de patología.

-      Sin esperas en casos que está claro: mujeres solas, parejas homosexuales, ligadura de trompas o vasectomía, azoospermias…

 

A QUIÉN HAY QUE CONSULTAR

En este caso, la respuesta es sencilla: siempre al especialista en reproducción. Muchas veces entrar desde ginecología general, y sobre todo si empezamos por el médico de cabecera o de familia, lo que hace es demorar la atención de la persona que nos puede ayudar en un tiempo, mayor o menor, pero que a veces es vital.

 

QUÉ DUDAS PUEDO O DEBO DE PLANTEAR

Lo mismo que en el caso anterior la respuesta es sencilla, todo aquello que me preocupe desde el punto de vista personal es importante, tal vez no para la consecución del embarazo, pero siempre para lograr la felicidad y la tranquilidad. El ginecólogo especialista en reproducción puede resolver muchas dudas, miedos o sensaciones que afectan a nuestra calidad de vida, real o percibida y hacer que volvamos a reencontrarnos con nuestra vida de la forma más natural.

Mi última recomendación es que debemos ser organizados y llevar anotados claramente cuales son nuestras dudas, miedos o sensaciones para que una vez llegado el momento de la cita, ésas no se olviden dentro de los múltiples temas que siempre se plantean en una consulta de reproducción asistida.

El médico nos dará los consejos o recomendaciones que considere oportunos, y nos pedirá las pruebas que valore necesarias, pero nosotros tenemos que asegurarnos de que cuando salimos de esa consulta hemos preguntado todas las cuestiones que nos preocupaban y que hemos dicho todas las cosas que queríamos decir.

A partir de ese momento todo será mucho más fácil. 

 

volver