Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Preservación de la fertilidad femenina: Puntos básicos, por la Dra. Julia Ramos

Preservación de la fertilidad femenina: Puntos básicos, por la Dra. Julia Ramos

23-05-2016

En mi opinión, cada vez va habiendo una mayor concienciación colectiva sobre la repercusión de la edad de la mujer en la fertilidad y sobre los medios para poder prevenir problemas futuros si demoramos la búsqueda gestacional. Me estoy refiriendo a la posibilidad de poder congelar nuestros óvulos para detener nuestro deterioro reproductivo.

Por eso, de una forma directa y clara, pretendo daros directrices básicas sobre en qué momento y por qué deberíamos plantearnos recurrir a técnicas para preservar la fertilidad.

Los indicadores básicos médicos que nos ayudarán a decidirnos a realizar un ciclo de estimulación ovárica para preservar la fertilidad son los siguientes:

  •  Edad de la paciente igual o superior a los 35 años sin previsión de gestación a corto plazo.
  •  Valoración mediante ecografía vaginal de la reserva ovárica en la que se estime un recuento disminuido de folículos antrales, es decir, de las estructuras redondeadas de entre 5 y 9 milímetros que se encuentran en el interior del ovario. Pueden visualizarse por ecografía, y sabemos que por cada folículo antral podemos obtener un ovocito.
  • Disponer de una analítica hormonal para objetivar la reserva ovárica. Hoy en día, lo ideal es solicitar la hormona antimulleriana (AMH). Esta hormona no está sujeta a cambios durante el ciclo menstrual y nos aporta una información más real de cómo se encuentra el ‘pool’ de ovocitos. Si no es posible obtener esta hormona, se puede solicitar a la paciente un estudio de hormona foliculoestimulante (FSH) y de la hormona esteroide sexual femenina estradiol entre el segundo y cuarto día del ciclo menstrual.

Un dato muy demandado por nuestras pacientes es el número de ovocitos que se recomienda almacenar. Según los últimos estudios publicados, en pacientes con menos de 36 años debemos conseguir unos doce ovocitos maduros para asegurarnos en la medida de lo posible un buen ciclo de fecundación in vitro futura. En pacientes con edades superiores a los 36 años, el número que vitrificar debería ser mayor, pero lo cierto es, que dada la reducción de la reserva ovárica, estas pacientes no responden igual de bien a los tratamientos hormonales y es más complicado incluso llegar al número de ovocitos recomendado de doce. En estos casos, se suelen precisar al menos dos ciclos de estimulación ovárica para conseguir los objetivos planteados.

Espero que estos datos os sean de utilidad, pero, como suelo aconsejar, para cada caso particular lo mejor es acudir a un especialista en Reproducción, que sin duda os ampliará la información y os propondrá las pautas que seguir según vuestro caso.

 

Julia Ramos, ginecóloga especialistas en Reproducción Asistida en IVI Sevilla.
 

volver