Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Los primeros síntomas del parto

Los primeros síntomas del parto

28-07-2014

 Cuando una mujer está embarazada percibe constantes cambios en su físico y sus emociones, por lo que es aconsejable conocer las señales de antemano para evitar malinterpretaciones. Pero, ¿qué pasa con el parto? ¿Cómo podemos saber cuándo ha llegado la hora? En este post te contamos cuáles son los síntomas del momento en el que por fin verás la carita a tu bebé.

Aunque no es posible predecir con exactitud el inicio del parto o el día en el que se desencadenará, existen algunos síntomas que nos ayudan a entrever que el embarazo está llegando a su fin. De hecho, se sabe que el cuerpo de la mujer empieza a prepararse para el nacimiento del bebé, de manera progresiva, aproximadamente un mes antes del mismo.

Pese a que cada mujer es diferente y es posible que tú no notes nada, te contamos los síntomas habituales que anuncian que el momento más esperado ha llegado.

1. El bebé “desciende”: es lo que se conoce como “encajamiento”, y es que unas semanas antes del comienzo del parto el bebé coloca la cabeza en el hueco de la pelvis, preparándose para el nacimiento. Aunque probablemente sientas más peso en la zona y tengas ganas de ir al baño constantemente, la parte buena es que tu respiración mejorará al disminuir la presión en la caja torácica.

2. Aumento de las contracciones: en las últimas semanas de embarazo es habitual que la mujer comience a experimentar las primeras contracciones. Éstas se producen por el endurecimiento del útero, que está madurando y preparándose para el momento del parto, y pueden ir acompañadas de un dolor similar al de la menstruación. Aunque inicialmente las contracciones serán irregulares y poco frecuentes, e incluso desaparecerán al caminar, descansar o cambiar de posición, a medida que se acerca el día del parto comenzarán a ser más dolorosas y frecuentes. Cuando aparecen a intervalos de unos cinco minutos, es señal de que el parto está próximo.

3. El cuello del útero empieza a cambiar: en las semanas previas al parto, el tejido del cuello del útero comienza a ablandarse para permitir el paso del bebé en su nacimiento. Si ya has dado a luz anteriormente es probable que éste se dilate uno o dos centímetros antes del parto, pero si es tu primer embarazo será tu médico quien, en las visitas prenatales, te examine y observe los cambios en la zona para ver si tu cuerpo está preparado para el alumbramiento.

4. Expulsión del tapón mucoso: al acercarse el momento del parto es posible que expulses un pequeño tapón de flujo mucoso que mantiene sellado el cuello del útero a lo largo de los nueve meses de embarazo, aislando al bebé de posibles infecciones. Puede expulsarse durante el parto o días antes del mismo, por lo que si te ocurre antes es recomendable que visites a tu ginecólogo para que valore si ha llegado tu momento.

5. “Romper aguas”: la rotura del saco amniótico es un síntoma inequívoco de que el momento del parto está llegando. El líquido que protege al bebé sale al exterior, normalmente, por efecto de las contracciones una vez que la dilatación del cuello del útero ha comenzado, aunque también puede ocurrir antes. En cualquier caso, es el momento de que vayas al hospital, ¡tú hora ha llegado!

volver