Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Qué alimentos tengo prohibidos durante el embarazo?

¿Qué alimentos tengo prohibidos durante el embarazo?

10-02-2014

 Si estás embarazada seguro que te han surgido dudas sobre qué alimentos puedes tomar o no durante este periodo. Aunque casi todo el mundo sabe que las embarazadas deben seguir una dieta sana y equilibrada, es cierto que hay algunos alimentos que no pueden ingerirse durante el periodo gestacional. En este post aclararemos las dudas sobre aquellas comidas que no deben tomarse durante la gestación y el por qué.


La pregunta más frecuente que hacen las embarazadas en la consulta ginecológica es si pueden tomar jamón serrano. Para hacer una recomendación adecuada, en primer lugar habría que conocer el estado inmunológico que tiene la embarazada frente el parásito que puede trasmitir el jamón. El parásito se denomina Toxoplasma Gondii y hay mujeres que, por haber tenido contacto previo con él, están inmunizadas. En caso de que tuvieses anticuerpos frente al parásito, no habría problema en comer productos de este tipo, pero si no tuvieses anticuerpos que te protegiesen, la única forma de poder evitar el contagio sería congelarlo a -20º al menos 24h.

También se deben evitar los patés artesanos y los embutidos crudos (a no ser que los congeles tal y como hemos indicado), y las salchichas de Frankfurt, aunque estén cocidas, deben recalentarse hasta emitir vapor. Todo lo contado con anterioridad puede ser aplicado a las carnes rojas, ya que en estos tejidos es dónde se acantona el Toxoplasma. Pero en estos casos el parásito se desintegra si las carnes están bien cocinadas. Las carnes de ave como son las de pollo, pavo, etc… son alimentos seguros y que dan mucho juego a la hora de elaboración de comidas, ya que con ellas se pueden hacer sopas que aportan nutrientes e hidratación para la embarazada.

Los vegetales frescos pueden ingerirse siempre y cuando estén bien lavados, ya que de esta manera se eliminan los gérmenes que puedan transportar. Si no las puedes pelar (fresas, ensalada…) las debes poner 5 minutos con agua y unas gotitas de lejía apta para uso alimentario, siempre aclarándolas bien después.

No hay que tomar leche o quesos sin pasteurizar. Vigila sobre todo los embutidos, los quesos “artesanales” y lee las etiquetas (debe poner “Queso hecho con leche pasteurizada”). Evita también los quesos azules y los cremosos. Los quesos más seguros son los duros. Evita el cruce entre alimentos crudos y cocinados (no manipularlos al mismo tiempo).

Sobre el pescado hay que tener en cuenta dos aspectos: En primer lugar no se debe comer pescado ni marisco crudo (Sushi, ceviche, boquerones en vinagre, marinados, ahumados…) por el riesgo de contaminación con el Anisaki. El pescado más seguro es el congelado (las larvas mueren a -20ºC en 24h o cocinándolo a 60ºC durante 10 minutos). En segundo lugar, ten en cuenta que aunque es una fuente excelente de nutrientes, especialmente de yodo y omega-3, dos elementos imprescindibles para el feto, algunos pescados pueden contener ciertos contaminantes. Entre estas sustancias perjudiciales se encuentra el mercurio de metilo, dioxinas, PCB y pesticidas. A pesar de eso, no hay ninguna razón para eliminar el pescado de tu dieta, aunque es una buena idea evitar las especies más grandes y depredadoras porque tienden a contener mayores rastros de contaminación: por ejemplo el tiburón, el pez espada, la caballa, atún rojo y el blanquillo. El salmón y las truchas de granja, por el contrario, contienen mucho omega-3 y pocos contaminantes. Los ácidos grasos Omega 3 son fundamentales en la composición del tejido cerebral del feto.

Esperamos que estas recomendaciones sean de tu interés y te ayuden a disfrutar del embarazo de forma más segura.

volver