Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Qué tipo de calzado es más recomendable para una embarazada?

¿Qué tipo de calzado es más recomendable para una embarazada?

11-11-2013

Durante el embarazo, como ya hemos hablado en otras ocasiones, es necesario poner atención a la alimentación y actividad física que se realiza, pero también es de suma importancia vigilar que el calzado que utilizas sea el adecuado para tu salud.

Los cambios fisiológicos que se producen durante el embarazo hacen que los pies se conviertan en una zona especialmente vulnerable, sobre todo en la recta final. El aumento de peso, el cambio del centro de gravedad debido al crecimiento de tu tripa, los desequilibrios hormonales y la hinchazón típica de este periodo, van a exigir que tu cuerpo y tu base de apoyo se adapten, por lo que tu calzado también deberá ajustarse a la nueva situación.

Una señal inequívoca es cuando tus zapatos habituales empiezan a apretarte. ¡Es el momento de guardarlos hasta que nazca tu bebé! Es fundamental que encuentres un calzado que te ayude a sentirte bien físicamente, que ayude a la salud y estabilidad de tu cuerpo y que además te sientas guapa con ellos.

¡Así es el zapato ideal para ti!

• No debe ser completamente plano, para repartir mejor el peso sobre el pie, ni demasiado alto, para evitar calambres en la pantorrilla y pérdidas de equilibrio. En contra de la creencia popular, un tacón de 3 cm es el más correcto. Además, si tu médico te lo permite, podrás usar tacones más altos ocasionalmente siempre que no vayas a permanecer mucho tiempo de pie.
• Piensa que debes dar espacio a tus pies, pues conforme pase el tiempo se hincharán un poco más, así que opta por una horma ancha que no los presione.
• El zapato debe sujetarte bien el pie para evitar torceduras. ¡Ojo! Es por ello que las chanclas no son una buena idea.
• Huye de los tejidos sintéticos que impiden la transpiración. Las telas no plásticas como lona o algodón dejarán a tus pies respirar mejor.

 

Además, ¡no olvides seguir estas recomendaciones!

• Es probable que debido a la hinchazón de tus pies debas comprar una talla más de calzado. Pero no te asustes, ¡es normal!
• Como norma, cada noche coloca los pies en alto y regálate un pequeño masaje circular desde los dedos hacia el tobillo. Te ayudará a drenar los líquidos retenidos.
• Evita permanecer mucho tiempo sentada o en la misma posición, y camina regularmente.
• Plantéate una visita al podólogo, especialmente si pasas muchas horas de pie; es posible que te recomiende el uso de plantillas especiales que minimizarán las molestias durante estos meses.
 

volver