Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

La relación de pareja en un tratamiento de Reproducción Asistida

La relación de pareja en un tratamiento de Reproducción Asistida

 25-08-2014

Todos sabemos que actualmente hay un descenso de la fertilidad, tanto a nivel masculino como femenino, pero las causas son diferentes si nos referimos a hombres o a mujeres.

La edad en que la mujer se plantea tener su primer hijo ha aumentado considerablemente y esto es el factor pronóstico de mayor relevancia. Por otro lado, los agentes ambientales, laborales y tóxicos en general provocan el descenso de la fertilidad de ambos géneros. Esto implica que muchas parejas finalmente hagan uso de técnicas de reproducción asistida (TRA), y muchas de ellas experimenten cambios de sentimientos y conductas con su pareja.

A nivel de comunicación, la pareja a menudo muestra dificultad para compartir las diferentes formas de vivir el problema; suelen tener miedo a mostrar sus debilidades ante el otro y, a la vez, en ocasiones, aumentan entre ellos las exigencias y expectativas. Con frecuencia surgen sentimientos de culpa en la persona en la que se ha diagnosticado la dificultad que, de alguna manera, afectan a la relación.

En lo referente a las relaciones sexuales, en una primera fase, la infertilidad provoca un incremento de la frecuencia de las relaciones a mitad del ciclo ovulatorio, una disminución en la variedad de expresión sexual y cambios en la persona que toma la iniciativa en las relaciones. Una vez avanza el proceso, en la mayoría de las ocasiones surgen trastornos en el deseo sexual en ambos miembros de la pareja, así como trastornos en la excitación, que pueden derivar en impotencia y en trastornos del orgasmo.

Sin embargo, la pareja debe aprender que cada uno tiene una forma diferente de vivir el problema. La mujer con frecuencia se queja de que su pareja parece estar ajena al tema, y en estos casos los profesionales explican que el retraimiento del hombre es el modo que éste ha encontrado de proteger a su mujer de su propio dolor. Habrá que enseñarles a exponer su dolor y sus necesidades, escuchar y atender a las preocupaciones de su compañero/a y a aceptar la experiencia del otro como válida sin intentar cambiarla.

Es esencial que se aconseje a la pareja el buscar tiempo para divertirse y olvidarse de la presión que supone el logro del embarazo. El tratamiento o la búsqueda de esta concepción no puede convertirse en el eje de la relación. La tranquilidad y estabilidad de la pareja es lo primero, y de su buena salud dependerá gran parte del pronóstico de estos tratamientos.

volver