Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Test de compatibilidad genética

Test de compatibilidad genética

 El avance científico promete ser fascinante en las próximas décadas y gran parte de estos avances se darán en el campo de la investigación genética. La Medicina Reproductiva ya se está sirviendo de algunos de estos descubrimientos y prueba de ello son los llamados Test de Compatibilidad Genética (TCG).  El TCG,  como ya muchos conocen, consiste en una innovadora técnica que nos permite reducir la transmisión de enfermedades genéticas a nuestra descendencia.

El objetivo del TCG no es otro que disminuir al máximo las posibilidades de que la unión de dos gametos (óvulo y espermatozoide)  genere enfermedades raras o también denominadas autosómicas recesivas. Los TCG permiten detectar los genes alterados que presenta cada persona que aporta el gameto al procedimiento ya que estas enfermedades raras se podrían manifestar en el bebé, sólo si ambos gametos son portadores del mismo gen alterado. Quizás es cierto, que la indicación de llevar a cabo un TCG es menos útil entre gametos de una pareja, ya que los pacientes puede que asuman el riesgo de padecerlas y no por ser portadores vayan a plantearse cambiar sus gametos, aunque si se les recomendaría diagnóstico genético preimplantacional a sus embriones, es decir, explicaríamos a los pacientes, que en caso de ser portadores los dos de la misma enfermedad y no querer recurrir a donante de esperma u óvulo, sería conveniente estudiar al embrión antes de transferirlo al útero. Por lo tanto, estos test sobre todo tienen su indicación cuando vamos a llevar a  cabo una donación de gametos ya que de esta manera podremos elegir con mayores garantías el gameto que vamos a ofrecer.
 
En la actualidad se conocen unas 7000 enfermedades causadas por genes concretos y 1 de cada 100 nacidos presenta una de estas enfermedades. Con el TCG  podemos detectar hasta 600 enfermedades. Es impresionante saber que con estos avances se podría disminuir el riesgo de estas enfermedades genéticas en 1/30.000  nacidos, aproximadamente.
 
El análisis se realiza a partir del ADN obtenido de una muestra de sangre paterna y otra de sangre materna, y necesitaremos aproximadamente un mes para recibir los resultados.
 
No cabe duda por tanto, de que estamos ante un gran avance científico cuyos beneficios son innegables. Por nuestra parte, como profesionales en Medicina reproductiva, debemos agradecer el esfuerzo de tantos investigadores para poner en nuestra mano, y al alcance de un gran número de pacientes, esta gran herramienta diagnóstica y así mismo ayudar para que su aplicación sea la mejor posible. 
 
 
 

Julia Ramos, ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en la clínica
 IVI Sevilla.
volver