Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Tipos de lactancia: ventajas e inconvenientes

Tipos de lactancia: ventajas e inconvenientes

 03-06-2014

Uno de los temas de conversación que con más frecuencia aparece durante el embarazo es el de si vamos a dar lactancia materna o artificial al bebé.

Aunque es cierto que ambas tienen sus ventajas e inconvenientes, La Organización Mundial de la Salud (OMS) y La Asociación Española de Pediatría, aclaran que el alimento ideal para un bebé es la leche materna, al menos durante los seis primeros meses de vida, ya que contiene todos los nutrientes necesarios y favorece una excelente relación emocional entre madre e hijo. Sin embargo, para los bebés que no pueden ser amamantados, se crearon fórmulas lácteas que, aunque no poseen todas las cualidades de la leche materna, cubren sus necesidades nutricionales básicas. Por eso, hoy en día optar por la lactancia artificial para alimentar al recién nacido también es una alternativa válida.

No obstante, si te estás planteando cuál es la mejor alimentación para tu bebé, es preferible que tengas información para poder tomar la decisión más adecuada.

Las principales ventajas de la lactancia materna frente a la artificial son sus propiedades nutricionales y su aporte inmunitario. El sistema inmunitario del bebé no alcanza su madurez hasta aproximadamente los 6 meses de vida, por tanto, es fundamental el paso de anticuerpos de origen materno al bebé a través de la leche de la madre para prevenir enfermedades. Por otro lado, la lactancia materna es una oportunidad única de crear un vínculo muy especial entre madre e hijo.

Otras ventajas son la comodidad, ya que no necesita preparación ni utensilios para su manejo, que es más económica y que siempre está disponible. En caso de que una mujer no pueda darle el pecho directamente a su hijo, la leche se puede obtener mediante un extractor, y guardarse para posteriormente dársela al niño sin que pierda sus propiedades.

Las desventajas de la lactancia materna son las molestias y la incomodidad en los pechos, sobre todo los primeros días. De hecho, hay mujeres que desde el inicio presentan en el pezón grietas que son muy dolorosas, aunque esto puede prevenirse preparando la piel durante el embarazo con productos naturales como el aceite de oliva o cremas específicas. Si se produjeran dichas lesiones, hay ungüentos que ayudan a preparar y fortalecer la zona dañada.

Otro inconveniente es que hay que invertir más tiempo y que la mujer no puede compartir la alimentación con el padre o familiares, ya que ella es imprescindible, siendo en ocasiones muy duras las noches hasta que el bebé tiene su biorritmo establecido. En este caso, la mamá no podrá realizar ninguna dieta de adelgazamiento hasta terminar la lactancia.

Por último, durante la lactancia materna puede darse algún episodio de mastitis por un incorrecto vaciamiento de los conductos que llevan la leche. En estos casos no hay que suspender la lactancia, pero sí consultar al médico para prescribir medicación adecuada y tomar medidas.

 

Por el otro lado, la principal ventaja de la lactancia artificial es que el bebé puede ser alimentado por el padre u otros familiares, compartiendo de esta forma la responsabilidad con la mamá. La mujer no necesita hacer ninguna dieta especial y las tomas del lactante son más espaciadas.

La principal desventaja de la lactancia artificial frente a la materna es que no tiene propiedades inmunológicas. Además su digestión es más pesada, pudiendo ocasionar cólicos o estreñimiento, supone un gasto económico adicional y requiere invertir tiempo en su preparación.

Como hemos expuesto, ambos tipos de lactancia son válidas, y el hecho de optar por una o por otra se trata de una decisión personal en función de la situación de cada persona y de las recomendaciones establecidas por vuestro pediatra. Lo importante es disfrutar esta etapa y que vuestr@ hij@ crezca sano y arropado siempre por el cariño de sus padres.

volver