Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Toxoplasma y embarazo

Toxoplasma y embarazo

 17-11-2014

Hoy en día la sociedad está muy concienciada con la posibilidad de contraer enfermedades durante los nueve meses de embarazo. Una de las más conocidas es la llamada toxoplasmosis congénita. Y es que cada vez tenemos más información sobre las medidas higiénico dietéticas que son necesarias para evitar su contagio.

La toxoplasmosis es una infección ocasionada por un parásito denominado Toxoplasma gondii. Habitualmente se trata de una enfermedad leve en personas con sistemas inmunológicos saludables, pero si es trasmitida durante el embarazo puede llegar a ser peligrosa ya que, en ocasiones, el parásito puede infectar a la placenta y al bebé.

El momento en el que se produce el contagio con el parásito es importante, ya que aunque el índice de transmisión de la infección es mayor en las últimas etapas del embarazo, la toxoplasmosis suele ser más grave para tu bebé si se infecta durante el primer trimestre, ya que es el momento en el que se lleva a cabo la formación del mismo.

Aproximadamente el 35% de los adultos sanos están inmunizados ante la infección Toxoplasma gondíi. Es decir, presentan defensas contra dicho parásito por haber estado en contacto con él en algún momento de su vida, con lo que no podrían desarrollar la enfermedad.

La infección por Toxoplasma gondii durante el embarazo puede producir malformaciones fetales, aunque la madre no presente ningún síntoma de contagio, es decir, esté asintomática durante toda la gestación. A menudo no hay alteraciones detectables en el nacimiento, sino que los signos suelen aparecer al cabo de algunos años.

Puede que nos preguntemos: ¿y cómo sabemos si estamos inmunizados ante este agente infeccioso? Generalmente en las analíticas que se les realiza a las embarazadas se incluye conocer el estado inmunológico frente al toxoplasma. De esta forma, en caso de carecer de inmunidad, se deben extremar los cuidados para no contraerla.

¿Cómo se puede contagiar la enfermedad? Los expertos creen que alrededor del 50% de las infecciones ocasionadas por el toxoplasma se producen por comer carne infectada cruda o poco cocinada. No obstante, también hay otras vías de contagio, como comer frutas o vegetales frescos mal lavados y contaminados, beber agua contaminada o tocar tierra contaminada. La toxoplasmosis no se puede transmitir de persona a persona, salvo en el caso de la transmisión de madre a hijo durante el embarazo o a través de una transfusión de sangre infectada o de un transplante de un órgano de una persona infectada.

volver