Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Trasplante uterino

Trasplante uterino

  27-02-2017

 

 La subrogación uterina, más conocida como útero de alquiler, es un proceso que aún no está legalizado en España, lo cual implica que aquellas parejas en las que su problema de fertilidad principal sea el factor uterino o una contraindicación del embarazo por motivos médicos, tienen muy limitada la posibilidad de ser padres biológicos.

 
En este sentido, la única opción que está permitida en nuestro país actualmente es el trasplante uterino, pero, desafortunadamente, solo se puede ofrecer en contadas ocasiones.
 
El trasplante uterino sería una opción válida para aquellas mujeres que nacen sin útero (agenesia uterina), presentan un útero rudimentario o bien han precisado una histerectomía previa, como puede ser el caso del cáncer de cuello uterino o úteros polimiomatosos, que precisan ser extirpados por ocasionar hemorragias persistentes en la mujer.
 
Aunque aún se considera una técnica experimental, ya se ha realizado una decena de trasplantes uterinos. Como requisito indispensable para llevar a cabo este procedimiento se necesita una autorización previa por las autoridades sanitarias, que evaluarán cada caso de forma individualizada.
 
Un equipo médico de expertos destaca por su experiencia en este tipo de procedimientos: el liderado por el doctor sueco Mats Brannstrom, de la Universidad de Gotemburgo. En septiembre de 2012 saltó a las primeras páginas de los periódicos por realizar con éxito el primer trasplante de una madre a su hija nacida sin útero. El doctor César Díaz-García, ginecólogo del Hospital La Fe, de Valencia, en colaboración con el equipo sueco liderado por el  Dr. Brannstrom, realizó a esta paciente un trasplante uterino (útero de una donante viva) y seis semanas después  empezó a tener menstruaciones espontáneas cada mes con normalidad, lo cual implicaba el éxito del procedimiento realizado.
 
Al año de haberle realizado el trasplante, tras verificar el correcto funcionamiento uterino, a la paciente se le practicó una transferencia embrionaria, y el 6 octubre de 2014 nació el primer recién nacido vivo tras practicar esta técnica. El nacimiento se llevó a cabo mediante cesárea, por presentar la paciente hipertensión gestacional. Tras la cesárea, se realizó una histerectomía para evitar el uso prolongado de inmunosupresores, medicación necesaria para que la receptora no rechace el nuevo órgano.
 
El éxito de la técnica radica en la procedencia del útero donado, es decir, contamos con ciertos predictores que nos auguran mejor pronóstico:
 
- Si el origen del órgano que trasplantar es de una donante viva.
- Si son órganos de antígenos leucocitarios humanos (HLA) compatibles, como ocurriría en el caso de donación materno-filial.
- No presentar patologías previas.
 
 
 
Julia Ramos, ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en la clínica IVI Sevilla.
volver