Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Tratamiento de fertilidad en verano, ventajas e inconvenientes

Tratamiento de fertilidad en verano, ventajas e inconvenientes

 11-08-2014

Este post nos brinda la oportunidad de exponeros algunas ventajas e inconvenientes que tiene realizar los tratamientos de fertilidad en periodos estivales.

Hay muchas parejas que nos solicitan hacer los tratamientos de fertilidad durante su periodo vacacional. Con esto los pacientes buscan disminuir el estrés que el trabajo les puede ocasionar, y de esta forma estar más tranquilos pensando que están haciendo todo lo que está en sus manos para que los resultados sean más exitosos. Es cierto que disfrutar de vacaciones durante el tratamiento implica una mayor dedicación al proceso, ya que no se depende de los horarios laborales ni se necesitan permisos para realizar los controles y  acudir a las citas previstas. Sin embargo, no está demostrado que el compaginar el trabajo con las técnicas de reproducción asistida disminuya las tasas de embarazo. Tampoco hay que perder de vista que estos tratamientos de fertilidad exigen un nivel emocional importante, y ya durante el año en nuestro día a día estamos expuestos a gran tensión, luego es necesario tomarnos  vacaciones para poder descansar en todos los aspectos al menos una vez al año.

Los pacientes también solicitan hacer los ciclos de tratamientos en verano para estar ambos miembros de la pareja disponibles y contar con un mayor apoyo entre los dos. Los pacientes extranjeros, por lo general, también tienen preferencia por el verano para llevar a cabo sus ciclos.

Además de lo que comentamos de disfrutar de más tiempo para el tratamiento de fertilidad, una gran ventaja de realizarlo en verano es la variedad de frutas y verduras que se toman en estos meses, y que sin saberlo, nos aportan potentes elementos antioxidantes que ayudan a una formación celular adecuada. Los gametos (óvulo y espermatozoides) no son más que células especializadas que se benefician también de dicho aporte nutricional.

Como inconvenientes encontramos que, en general, las temperaturas son elevadas y es conocido que los tratamientos hormonales pueden ocasionar manchas en la piel, por lo que se recomienda, al igual que durante el periodo gestacional, usar cremas protectoras.

Por otro lado, durante los ciclos de estimulación ovárica puede haber cierta predisposición a la retención de líquidos, situación que se potencia por las altas temperaturas que se alcanzan  en los periodos estivales. Aun así, siempre es recomendable realizar buena hidratación y no ingerir bebidas gaseosas. En estos casos las bebidas isotónicas son muy positivas.

Lo cierto es que cualquier fecha es adecuada para llevar a cabo un ciclo de fertilidad, ya que esto no va a modificar el pronóstico de las parejas, pero es importante no centralizar estos procesos como eje de nuestra vida. Hay que saber disfrutar de las oportunidades que se nos vayan presentando a la vez que se hacen los tratamientos.

Julia Ramos, Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida

 

volver