Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

La vacunación contra la tos ferina en el embarazo, por la Dra. Victoria Rey

RSS
La vacunación contra la tos ferina en el embarazo, por la Dra. Victoria Rey

 La Tos Ferina es una enfermedad del aparato respiratorio humano, que como indica su nombre, provoca, además de síntomas catarrales, una tos repetitiva muy característica. En los recién nacidos estos síntomas pueden empeorar hasta causar dificultad respiratoria, e incluso, en algunos casos, dan lugar a complicaciones cerebrales. Los casos de tos ferina que presentan complicaciones de este tipo representan la causa más importante de mortalidad infantil en todo el mundo.

Desde los años 50 contamos con una vacuna contra la Bordetella Pertursis, que es la bacteria que causa la enfermedad. Desde que esta vacuna se incluyó en el calendario vacunal del Sistema Nacional de Salud en 1965 la incidencia de esta enfermedad disminuyó drásticamente. Pero a pesar de las altas tasas de vacunación (95% de la población) es característico de la tos ferina que se produzcan picos en el número de casos de forma cíclica, es lo que se denomina ciclo epidémico, que se producen cada 3-5 años.

La incidencia de Tos ferina en España ha pasado de 0,90 casos por 100.000 habitantes en 2005 a 7,9 en 2012. Desde 2010 nos encontramos en un ciclo epidémico de tos ferina en todo el mundo. Es importante destacar que la mayor proporción de casos corresponden a menores de 6 meses que no han iniciado o finalizado la primovacunación. (Datos de la Red Nacional de Vigilancia y del Centro Nacional de Epidemiología-Instituto de Salud Carlos III), con una tendencia creciente de los casos de hospitalización en menores de 3 meses (Centro Nacional De Epidemiología). La tasa de defunción por tos ferina también ha aumentado, desde 0,02 a 0,07 por millón de habitante (Estadística de Defunción del INE).

Las estrategias de vacunación dirigidas a adolescentes, adultos y familiares y cuidadores de un recién nacido no muestran evidencia sólida de disminución de la carga de enfermedad en recién nacidos.

Dado el ciclo epidémico que vivimos, países como EEUU, Irlanda y Reino Unido implantaron en sus programas de salud la vacunación contra tos ferina en las mujeres embarazas, con el objetivo proteger al recién nacido de esta infección antes de que puedan vacunarse a los 2 meses de vida. La evidencia disponible muestra que las vacunas acelulares frente a tos ferina son efectivas para prevenir la enfermedad, y no comportan riesgos para la madre o para el bebé. Tras la administración de la vacuna a la madre, se crearán anticuerpos contra la bacteria que produce la enfermedad. Los anticuerpos son unas proteínas producidas por el cuerpo para luchar contra las enfermedades. Estos anticuerpos pasarán al feto, proporcionándole protección al niño nada más nacer.

El Documento Aprobado por la Ponencia de Programas y Registro de Vacunaciones (Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud) el día 22 de enero de 2013, respecto a la Revisión del Programa de Vacunación frente a la Tos Ferina en España, recomienda la administración de la vacuna contra la tos ferina en la mujer embarazada entre las 26 y las 36 semanas, además de la administración de la vacuna en a los lactantes con 2 meses de edad y las 2 dosis posteriores de recuerdo. Con el objetivo de Salud Pública de disminuir la morbimortalidad de los lactantes, dicho documento recomienda la “estrategia nido” en los casos en los que la madre no haya sido vacunada durante el embarazo. Dicha estrategia supone vacunar a padres, hermanos y familiares en contacto directo con el lactante.

 

Victoria Rey, de CARE MUJER

volver