Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Ventajas e inconvenientes del embarazo en invierno

Ventajas e inconvenientes del embarazo en invierno

 02-12-2014

Debemos asumirlo: el frío está aquí y nos quedan aún varios meses hasta que las temperaturas vuelvan a ser cálidas y las lluvias y nieves remitan. Es inevitable que el clima en donde vivimos influya en nuestro estilo de vida, por ello, si estamos embarazadas o pensando en tener un bebé pronto deberíamos tener en cuenta que el tiempo que nos acompañe durante los nueves meses puede influir en el embarazo.

Aunque hay opiniones muy diversas y no existe una estación mejor que otra para pasarlo, ahora que nos encontramos en la época fría del año vamos a hablar sobre algunas de las ventajas e inconvenientes del embarazo cuando se vive el último trimestre durante el invierno. ¡Atenta!

Ventajas:

  • Evitarás los agobios causados por el calor. Si ya de por sí la mujer embarazada suele tener unos cuantos grados más de temperatura y sufrir sofocos y cansancio, sobre todo en los últimos meses, ¡imagínate vivir el embarazo cuando en la calle hay 40 grados!
  • Menos sensación de pesadez. Realizar cualquier actividad, ya sea ir a comprar algo o a dar un paseo, será mucho más llevadera si no la llevas a cabo con calor.
  • Menos retención de líquidos... Con el frío, uno de los síntomas habituales del embarazo como es la hinchazón del cuerpo y la retención de líquidos, se verá más atenuado.
  • … y varices. El frío actúa como vasoconstrictor, por ello es mucho menos frecuente la aparición de varices durante los meses de invierno.
  • Mejor descanso. Aunque las embarazadas suelen ver alteradas sus horas de sueño, inevitablemente el invierno es una época que invita más el descanso. No solo pasamos más tiempo en casa, ¡sino que las noches son más largas!

Inconvenientes:

  • ¡Ojo con coger una gripe o un resfriado! Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer se encuentra más debilitado debido a los cambios que están sucediendo en su interior, por lo que suelen ser más propicias al contagio de estos virus. Deberás ser más previsora que nunca, y sobre todo, no tomar nunca medicación sin el consentimiento de tu médico.
  • Riesgo de sedentarismo. Debido al mal tiempo, lo cierto es que probablemente lo que más te apetezca sea quedarte en casa al calorcito del hogar, pero ¡ojo! No debes dejar que la pereza te pueda y abandonar la actividad física.
  • ¿Qué me pongo? Algo que afecta a muchas embarazadas en invierno es el hecho de tener que ponerse muchas capas de ropa o que su abrigo favorito no les cierre por el aumento de la barriga. Pero no debes dejar que esto afecte a tu estado de ánimo, hoy en día existen numerosos sitios donde podrás comprar ropa premamá sin verte como un muñeco de nieve ;-)

Y en cualquier caso, será cada mujer quien decida qué momento es el adecuado según su momento personal y profesional. Lo importante es que lleves un embarazo sano y en el que puedas disfrutar de esta etapa tan bonita.

volver