Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Ventajas e inconvenientes del embarazo en verano

Ventajas e inconvenientes del embarazo en verano

21-07-2014

 ¿Cuándo es el mejor momento para estar embarazada? Probablemente muchas mujeres que han sido madres responderán que el invierno es la mejor época para dar a luz, ya que de esta forma a la incomodidad del tercer trimestre no hay que añadirle el calor de los meses estivales. Sin embargo, y pese a los métodos para planificar el embarazo que existen hoy en día, muchas veces no está en manos de las parejas elegir el momento de la concepción, y por tanto, el del nacimiento del bebé.

Debemos recordar que lo importante es cuidarse y disfrutar del embarazo sea cual sea la época en la que toque, y por ello, desde Concibe os animamos a que os informéis de las cosas buenas y no tan buenas de estar embarazada en los meses estivales. Y es que el calorcito, las vacaciones y la energía del verano también pueden acompañarte para llevar un embarazo feliz ;)

Desventajas

  • El calor puede empeorar las molestias típicas del embarazo. Y es que las altas temperaturas pueden contribuir a incrementar el malestar habitual de la futura mamá en forma de sudoraciones, mareos ocasionales, dificultades para respirar…
  • Fatiga y sofocos. De nuevo a causa del calor, la mujer embarazada puede encontrarse mucho más cansada y fatigada en esta época del año. No olvidemos que algunos estudios sugieren que la temperatura corporal durante la gestación aumenta entre dos y tres grados debido a los cambios hormonales, ¡imagínate si además en la calle hay 40º!
  • Cloasma gestacional. Si las hormonas propias del embarazo ya hacen que puedan aparecer manchas en la piel de la futura mamá, las posibilidades aumentan en verano con la exposición al sol. Por ello es muy importante usar protección a diario, ¡y no solo para ir a la playa o piscina!

Ventajas

  • El calor también puede ser un punto a tu favor, ya que la fatiga de tu estado hará que duermas más y mejores tu descanso. Y es que realmente no es mala idea que aproveches para descansar ahora que puedes, antes de que el bebé nazca :)
  • Aunque ya sabes que durante los nueve meses debes cuidar muy bien tu alimentación, es el momento de lucir cuerpo sin complejos. ¡Tienes excusa, estás embarazada!
  • Ahorrarás en ropa. Un vestidito amplio, una sandalias, ¡y fuera! Además, ¿te apetece verte enorme con 8 meses y tener que ponerte un abrigo gordo?
  • ¡No a la retención de líquidos! Beber mucho líquido, tomar frutas y verduras de temporada o dar largos paseos es algo que debes hacer para evitar la hinchazón y la retención de líquidos, y siempre será algo menos pesado si en la calle hace buen tiempo.
  • ¡Haz deporte! Igual que el punto anterior, las actividades deportivas que puedes practicar durante el embarazo probablemente serán más agradables de hacer en verano: nadar, pasear…
  • Pero sobre todo, una de las ventajas del embarazo en verano es que el buen clima aporta más alegría y bienestar.

No obstante, recuerda que lo que importa es que disfrutes de este momento tan bonito, sea cual sea la época del año. ¡Enhorabuena!

volver