Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

El verano, un gran aliado para tu fertilidad

El verano, un gran aliado para tu fertilidad

21-05-2018

 

Dentro de poco llega la época estival y podremos relajarnos al fin para disfrutar junto al sol de la playa y el buen tiempo. El verano es sinónimo de vacaciones e invita a huir de las preocupaciones y tensiones del día a día. Precisamente por esto, para las futuras mamás siempre es un momento propicio para quedarse embarazadas, al evitar la fatiga y tensión del trabajo que pueden actuar como rémoras para lograrlo.

Existe el tópico de que en verano es más fácil lograr un embarazo pero, como comentamos, no es por ninguna propiedad mágica de las altas temperaturas o de los rayos de sol sino por la posibilidad de evadirse del estrés. Algunos estudios relacionan de forma directa las situaciones de ansiedad y agotamiento en la dificultad para la consecución del ciclo reproductivo. Por lo que el relax que se puede alcanzar en el periodo veraniego es un buen aliado para las mamás y los papás que buscan a un pequeño, tanto de forma natural como asistida. De hecho, se sabe que las clínicas de fertilidad experimentan un 12% más de demanda durante los meses de verano.

Así las cosas, las vacaciones brindan una gran oportunidad para tener ese embarazo que buscáis. Además de por la mencionada tregua que nos da la rutina para descansar, el hecho de tener más tiempo para nosotros favorece que podamos adquirir hábitos más saludables que ayudan a la fertilidad, pero, ¿cuáles son?

Uno de ellos es la alimentación, que juega un papel fundamental para nuestra salud en general y, como es de esperar, también para el aspecto que nos ocupa. Aunque es cierto que no se trata de una cuestión esencial para lograr un embarazo, también es verdad que es uno de los factores sobre los que se apoya su posible éxito. Tener un peso equilibrado se considera un indicador positivo y, por el contrario, la obesidad se asocia como causa que puede dificultar el embarazo, al igual que los problemas asociados a la anorexia.

Otro es el deporte, actividad que es considerada positiva para la fertilidad. Pero cuidado, ya que en exceso provoca justo el efecto contrario, ya que el ejercicio excesivo puede disminuir el flujo sanguíneo para las fases tanto previas como iniciales de la gestación. Al igual que en otras tantas facetas, la clave está en la moderación.

En los hombres, el ejercicio aeróbico moderado mejora la calidad seminal y la formación de los espermatozoides; mientras que en el caso de las mujeres aumentan la ovulación de forma natural. Asimismo, en las inseminaciones artificiales recomiendan a ambos el ejercicio suave los meses previos a la intervención para mejorar la calidad de los óvulos y espermatozoides.

Así que ya lo sabes, disfruta de la oportunidad que te da el verano para relajarte y disfrutar del tiempo libre. ¡Y no olvides la ayuda que el relax y los buenos hábitos conceden a tu fertilidad!

volver