Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Viajar embarazada

Viajar embarazada

22-06-2015

 Ya está aquí el verano y con él las ansiadas vacaciones :). Si vas a viajar es habitual que empieces a planificarlas con antelación, pero si además estás esperando un bebé, ¡con más motivo!

Aunque es habitual que a la futura mamá le entren dudas sobre si viajar es adecuado en esta etapa, realmente un embarazo no tiene por qué ser un impedimento, siempre que transcurra sin complicaciones y tu médico lo permita. Por eso en este post intentamos resolver todas tus preguntas para que disfrutes de tu embarazo este verano.

¿Se puede viajar durante todo el embarazo?

Aunque el periodo más seguro para viajar durante el embarazo es el segundo trimestre, eso no quiere decir que esté prohibido al principio o al final del mismo (siempre que no se trate de un embarazo de riesgo).
Sin embargo, es posible que las molestias y náuseas de los primeros meses se incrementen si se trata de un viaje largo, mientras que en los últimos meses la pesadez por el tamaño del bebé y la falta de agilidad harán que te sientas incómoda sin poder moverte.

Por eso, la mayoría coincide en que el segundo trimestre es el más cómodo para la futura mamá.

¿Cómo debo prepararme?

En primer lugar, es muy importante que tu médico conozca tus intenciones de viajar y lo hagas bajo su consentimiento conforme a tu estado de salud. Además, es aconsejable que te facilite un resumen clínico de tu embarazo, por si fuera necesario acudir a otro facultativo en tu lugar de destino.

Por supuesto no debes olvidarte de tu documentación y seguro médico, así como tener localizado cualquier teléfono de emergencias.

Y en tu maleta, ropa y calzado cómodo, alguna prenda de abrigo para evitar los aires acondicionados muy fuertes, y siempre agua y algo de picar. Y por supuesto, ¡nada de cargar mucho peso!

¿Qué medio de transporte es más adecuado?

Al elegir un medio de transporte hay que considerar varios aspectos: el tiempo, la comodidad de los asientos, la movilidad que te permite y el acceso a los aseos.

  • En este sentido, el tren se alza como uno de los medios más cómodos para las embarazadas al ser amplio y rápido, además de permitir cambiar de posición durante el trayecto y levantarse a caminar de vez en cuando.
  • Por su parte, el avión es uno de los medios de transporte más seguros para viajes largos, aunque menos espaciosos. Si no te queda más remedio, es aconsejable pedir un asiento en el pasillo para poder pasear de vez en cuando. Sin embargo, debes tener en cuenta que no es aconsejable viajar en avión a partir del séptimo mes de embarazo por el riesgo de que se produzca un parto prematuro. De hecho, muchas compañías aéreas lo prohíben, así que si es tu caso, ¡infórmate!
  • El coche suele ser la mejor opción si se trata de un desplazamiento corto. Aun así, se recomienda parar cada dos horas para estirar las piernas, y por supuesto, utilizar el cinturón de seguridad correctamente colocado durante todo el viaje.
  • Por último, el autobús sería una de las opciones menos recomendadas debido a la falta de espacio para moverse, mientras que viajar en barco, con el vaivén de las olas, tampoco suele ser la opción más deseada.
volver